Tricolor, irreconocible

Tricolor, irreconocible

México sorprendió al mundo al vencer al campeón del mundo en su debut en Rusia 2018. El seleccionador nacional, Juan Carlos Osorio, planteó un juego casi perfecto en el que mantuvo intensidad en los primeros 45 minutos y supo contener y defender la ventaja para el segundo tiempo.

En un juego dominado por el conjunto azteca, al minuto 35 ocurrió lo imaginable: Javier Hernández sirvió por izquierda para la aparición de Hirving Lozano. El Chucky recortó dentro del área para sacarse de encima a Mezut Özil y de derecha metió un gol sabor a historia.

Balde de agua fría para Alemania. Un juego exigido y dominado por el Tricolor no estaba en el presupuesto. Para el segundo tiempo, los germanos despertaron y comenzaron con embates al arco de Memo Ochoa, pero tal como pasó en Brasil 2014, el arquero mexicano fue figura en el duelo al salvar un par de disparos que iban al arco.

México tuvo la posibilidad de ampliar el marcador en varias jugadas a contragolpe que generó, pero terminaron sin fortuna. Alemania no halló la puerta, la contundencia fue el enemigo. Así, el combinado nacional logró un triunfo histórico, la primera victoria contra Alemania en mundiales.

Un triunfo que sabe a mucho, un logro que, por le momento y las formas, pasará a la historia.

El Mundial al momento

El Mundial al momento

Debut de miedo para el Tri

Debut de miedo para el Tri