March Madness: la fiebre que paraliza EU

March Madness: la fiebre que paraliza EU

Marzo contiene una fiebre inexplicable. Y no, no es por la llegada de la Primavera, —aunque coincidan las fechas—. Más aún para el país de las barras y las estrellas, donde el basquetbol cobra mayor popularidad. Se trata de March Madness, el torneo de baloncesto universitario estadounidense, en el cual participan un total de 68 participantes.

Hay una primera ronda de equipos burbuja, pequeñas instituciones que son invitadas por el mérito de su temporada. A partir de ahí, hay un cuadro tradicional con eliminatorias directas a partido único repartidos en dos semanas.

A diferencia de otros certámenes como la FIBA o la NBA, el baloncesto universitario se divide en dos lapsos de 20 minutos y no en cuatro cuartos de 10. Por ejemplo, las posesiones son de 35 segundos y el ritmo de juego es completamente diferente. Un jugador no puede mantener la posesión por más de 5 segundos. Además la línea de triple es más corta que en la NBA: a 6,35 metros.

Los jugadores de la NCAA son amateurs. Por lo que no pueden cobrar dinero ni recibir regalos de ningún tipo por sus servicios. En cambio, su espectáculo genera tantos o más ingresos que otras competiciones como la NBA.

Para la edición de este 2017 Villanova (en el Este y actual monarca), Kansas (en el Medioeste), Gonzaga (en el Oeste) y North Carolina (en el Sur) partirán como cabezas de serie de las cuatro divisiones (cada una con 16 equipos).

Este 14 de marzo inicia la fase previa o First Four. De ella saldrá el cuadro final con las 64 universidades que pelearán por clasificarse para la Final Four de Phoenix el 1 y 3 de abril próximos.

Así que la cita está abierta para disfrutar un torneo de baloncesto juvenil, pero de alto nivel y ¿por qué no? a las futuras promesas del basquetbol.

Listo el Tri para partidos de Hexagonal

Listo el Tri para partidos de Hexagonal

Similares y diferentes, pero emocionantes

Similares y diferentes, pero emocionantes